Las dos distros

Algo muy inteligente que debemos hacer los usuarios para evitar contratiempos innecesarios es siempre tener a la mano algún medio opcional para acceder a nuestro sistema por si alguna vez nos da por jugar a ser dios en nuestros ratos libres. Lo que yo recomiendo es tener al menos 2 distros instaladas, si una nos falla, la otra nos servirá de respaldo mientras solventamos la situación (aunque si nos cargamos el grub aquí no hay razón que valga), y adicionalmente contar con un buen LiveCD a la mano.

Esto por muy trivial que parezca, puede ahorrarnos mucho tiempo cuando intentamos sacar las patas del fondo del barro. Ese fue/es precisamente mi caso. Siempre que alguna jugarreta me sale mal, y por algún motivo asesino el entorno gráfico, solo debo reiniciar y acceder a mi otra distro para buscar información en la red que me ayude a resolver el asunto de la forma mas eficiente posible, pues formatear cada vez que se nos presente algún inconveniente (como hace un viejo amigo mio) no es la solución mas elegante posible y solo se debe optar por ella cuando ya no tengamos idea de como solucionar el problema. Aunque parezca el camino mas corto y rápido, formatear a la primera nos priva de la retroalimentación, y nos impide nutrirnos del conocimiento que vamos adquiriendo mientras buscamos como solucionar el problema, lo cual mas adelante nos servirá para resolver problemas con una eficiencia notable. Claro está, esto no les gustará a todos y algunos no tendrán el tiempo para hacerlo, pero si queremos ser cada vez mejores usuarios y familiarizarnos mejor con el entorno que estamos manejando, es una buena practica que debemos fomentar.

Eso, como les comentaba anteriormente, me ha salvado el pellejo en varias ocasiones, y continua haciéndolo.

Como les comente en la entrada anterior, por andar tocando lo que no debía, termine complicando mi instalación de Arch y la deje prácticamente inaccesible. Como sabía mas o menos por donde venía la cosa (obvio, yo fui quien jugó a la ruleta rusa con los archivos de configuración), y ademas la secuencia de inicio me daba algunas pistas de donde estaba el problema, solo tuve que reiniciar y acceder a mi partición con Ubuntu para cerciorarme que mis sospechas eran totalmente ciertas.

Al acceder a mi partición / de Arch y revisar algunos archivos de configuración críticos, note la burrada que había cometido. El fstab estaba irreconocible (ya por ahí se pueden dar una idea de porque no podía entrar), así que lo repare y procedí a ingresar nuevamente. Esta vez me detecto errores en la partición (por lo menos ya la detectaba) el cual con un simple fsck.ext4 /dev/sdX (X = lugar de la partición a examinar) pude resolver. Luego me pidió reiniciar nuevamente y al hacerlo note que algunos demonios no se iniciaban correctamente, como hal.

Ademas al levantar el desktop manager (lxdm en mi caso) se me congelaba el sistema. Luego de un par de reiniciadas revisando nuevamente los archivos de configuración desde Ubuntu y desactivando el demonio lxdm, puede acceder al shell, que aunque un poco inestable (con solo poner el nombre de usuario me logueaba :S) me sirvió para las posteriores tareas, las cuales les contare en la próxima entrega de este apasionante, pero sobre todo intrigante relato😛.

10 comentarios en “Las dos distros

  1. La verdad que nunca lo había pensado😛, generalmente cuando me destruido el sistema de mi Arch, he entrado con Livecds para buscar info y solucionar todo. Voy a pensar eso de tener una “segunda distro” de reserva😉.

    1. Yo desde hace algún tiempo lo vengo practicando (desde que soy usuario de Arch para ser mas específico) y me encanta. Ademas te sirve para familiarizarte con ambientes y filosofías distintas.

  2. disculpa, ¿sera que me puedes asesorar? Que version de arch deberia de descargar en el sitio aparece un mar de cosas que no entiendo.

    FTP ISOs: i686 – x86_64
    Core ISOs: i686 – x86_64
    FTP USB Images: i686 – x86_64
    Core USB Images: i686 – x86_64
    ISOLINUX ISOs: i686 – x86_64

    1. Los FTP ISOs son lo que se conocen como net-install (mini disco de instalación en la cual todos los paquetes se descargan de la red).
      Los Core ISOs son las imágenes típicas que incluyen los paquetes a instalar.
      Los Isolinux son para aquellos que experimentan problemas con el Grub.
      Los USB (tanto FTP como Core) son para ser instalados mediante una memoria USB.

  3. Me gusta la página, la encontré gracias a “Seamos realistas…” que tambien me encanta xDD sera porque amo ArchLinux… jejeje

    Bueh, el tema es que yo los problemas estos que mencionas los suelo arreglar entrando como monousuarios, es decir, cuando carga el grub, editas la orden y en “kernel bla bla bla” al final pones un 1. Por ahora todos mis problemas los solucioné así. Aunque bueh, ya tuve que reinstalar el sistema un par de veces por eso de jugar a ser un profesional xDD
    Eso sí, cuando se jode el grub…. -.- es una putada xDD

    Prefiero usar un LiveCD que tener instalada otra distribución —> I (L) Archlinux

    Seguiré pasandome por aquí.

    1. Me alegro que te guste el blog, como veras, a mi también me encanta Arch🙂
      Lo de tener otra distro no es solo por motivos de soporte, también te ayuda en un montón de cosas, como familiarizarte con otros entornos y seguir aprendiendo cada día mas. Por ejemplo, pronto me instalare un BSD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s