Vinculos

Entendí, también, que ese abrazo era una forma de despedirnos, aunque ninguno se fuera a ningún lado, porque las despedidas entre un padre y un hijo no se agotan solamente con la muerte: antes y después de eso, el camino necesita cierres.

Carta de un descendido a otro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s